Rectificación cervical: consecuencias del uso del celular

o_1513595578

La adicción y uso constante del teléfono celular tiene consecuencias negativas para la salud, que se ven reflejadas en el aumento en las consultas por dolores de cabeza, cuello, hombros, y un aumento significativo en las alteraciones a nivel cervical y columna en general.

En ese contexto, aparece un problema cada vez más frecuente en las personas: la rectificación cervical, que es la perdida de la curvatura de la columna cervical, llamada lordosis, que da como resultado una columna recta.

Esta patología produce sobrecargas musculares y articulares lo que genera problemas mecánicos.

La kinesióloga Martina Hopital, especialista en RPG y osteópata de Prolosalud, explicó que “una de las causas más comunes de dolor cervical, y puede estar también acompañada de limitación de la movilidad, cefaleas, mareos, vértigo, alteraciones oculares, zumbidos de oídos, náuseas o vómitos y taponamiento de oídos”.

Hopital comentó que la rectificación, salvo que tenga relación con un traumatismo o accidente, “no aparece de un momento a otro” sino que “tiene que existir un tiempo prolongado de malas posturas y hábitos, trabajos repetitivos – en general con la cabeza flexionada-, mala almohada, stress físico o emocional”.

“Hoy en día, debido a la adicción y uso constante del teléfono móvil, se puede ver el aumento en las consultas por dolencia de cabeza, cuello, hombros, y un aumento significativo en las alteraciones a nivel cervical y columna en general.

Inclinar la cabeza hacia adelante, aumenta en kilos el soporte de peso de la columna cervical, por ejemplo, una inclinación de 45 grados son por lo menos 22 kilos.

Es relevante entender que algo simple como mirar un celular en una mala posición, pueda traer consecuencias significativas para el cuello”, indicó la kinesióloga.

La especialista comentó que “en la radiografía o resonancia magnética puede verse artrosis, protusiones o hernias de disco y rectificación” cuando “lo común es que se culpe a lo que se ve en esas imágenes como la causa del problema, pero en realidad son el resultado de un proceso que se ha iniciado mucho antes”.

“La mejor manera de prevenir, para la columna cervical como el cuerpo en general, es tomar conciencia acerca de aquello que es nocivo para nuestra salud y trabajar para revertir costumbres dañinas que realizamos durante el día”, añadió la experta.

 

Fuente NA

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *